Reservar

The opinions of our customers

Hotel amb encant espectacular! Molt bonic, en un entorn idilic i amb un tracte excel·lent. Hi vam estar super bé. El sopar i esmorzar molt bons. Recomanable sopar allà. Hotel tranquil i amb molt d’encant. Ideal escapada romàntica. Ple d’excursions al voltant de l’hotel i paisatges bonics de la vall de Bianya.

Cómodo, decorado con mucho gusto e instalaciones muy bien cuidadas. Excelente servicio. Maravilloso para desconectar y estar en pareja en un paraje natural!

Un petit hotel rural amb totes les comoditats i unes instal·lacions (exteriors, habitacions…) magnífiques i molt ben cuidades.
A destacar els jardins, les piscines (la més gran i nova és espectacular), el contacte permanent que permet amb la natura, i el menjar i servei, senzills però de molta qualitat i de proximitat.

L’estada ha estat magnífica. Està tot cuida’t al detall: l’habitació, la masia, els espais compartits, la terrassa i piscines… El tracte d’absolutament tot el personal també és immillorable. Hem sopat i esmorzat magníficament. Moltes gràcies a totes i tots! Tandebo tornem en un futur!

La casa i tot l’entorn molt ben cuidat, no hi falta detall! Servei molt atent i professional! Sopar i esmorzar molt bo; variat i de qualitat. Terrassa exterior i piscina de luxe! Ideal per desconnectar i gaudir del paisatge de la Vall.

Una semana hemos pasado,podrían haber sido…el lugar espectacular,ideal para el descanso,al personal no sé cómo calificarles ya que maravillosos queda corto.Desayunos excelentes,y las cenas para disfrutarlas en la terraza.
Espero saludarlos pronto

El hotel es una maravilla. Todo al detalle, muy acogedor y cómodo,hasta con un bebé de un año. La desconexión y el descanso están asegurados. Lo mejor de todo, para nosotros, ha sido el trato que hemos recibido, súper atentos y cariñosos con el niño, eso se agradece enormemente. Lo recomendamos 100% y ojalá volvamos pronto.

Precioso hotel rural y simplemente único. Es nuestro tercer año y cada vez que hemos estado nos han sorprendido con novedades, este año con la nueva piscina infinita que es espectacular.
El trato inmejorable.
Desayuno fantástico basado en embutidos de la zona de primera calidad. Dispone de la opción de cena, altamente recomendable pues la cocina es excelente (no dejéis de probar las patatas de Olot!)
Solo puedo añadir que evidentemente volveremos a repetir.

Tanto la localización del hotel, las instalaciones, el servicio y el hotel en general nos pareció un lugar ideal para pasar unos días de desconexión y relax. El servicio muy atento con nosotros, la comida estupenda y la piscina infinita un lujo. Si podemos volveremos a repetir sin duda ninguna!