Book now

The opinions of our customers

Mas la Ferreria es un hotel rural situado un entorno idílico, en medio de la naturaleza, con unos jardines recubiertos de un perfecto y denso césped natural, donde poder tumbarte a tomar el sol o leer mientras disfrutas de la calma y del sonido de los pajaritos de fondo. Dispone de dos piscinas muy modernas donde refrescarte en verano. Estuvimos en una de las suites con una bañera de diseño impresionante. La habitación es super cálida y perfectamente equipada. Disponía de un pequeño recibidor con butacas y vistas al jardín. Era un día lluvioso y disponían de paraguas en la entrada de la suite lo cual nos salvó, ya que los habíamos olvidado. Hay agua fresca y natural incluida en el precio. La cena fue deliciosa. Tiene un menú con varias opciones a elegir. Para el desayuno apuestan por productos de la tierra. El trato del personal es exquisto. La propietaria muy pendiente de que todo estuviera a nuestro gusto. Cuidaron todos los detalles: nos regalaron una rosa por hospedarnos el día de Sant Jordi y nos entregaron el vino incluido en la cena que no consumimos.
Hemos quedado encantados. Sin duda repetiremos para disfrutar de las piscinas en verano. Una experiencia maravillosa.

Encantados con esta visita, veníamos recomendados y ahora seremos nosotros los que lo haremos. Personal muy profesional, cuidan el mínimo detalle en cuanto a la atención, y a la vez son gente cercana, aluciné con los huevos de las gallinas de la Montse. Nos volveremos a ver.

Un lloc preciós per descansar i gaudir de l’entorn. Tot el personal de la Ferreria és molt amable i atent, i les instal·lacions són molt acollidores. Les habitacions són amplies, netes i molt còmodes. El detall de la pica de la nostra habitació em va encantar!
Vam sopar a l’hotel molt bé, i l’esmorzar també va ser molt complet.
Sense cap dubte hi tornarem a l’estiu per poder gaudir de la piscina. RECOMENABLE 100%!!

El trato del personal excelente, la calidad de las instalaciones también, la comida tanto de la cena como del desayuno inmejorables. El lugar muy tranquilo y la Suite perfecta. Pasamos solo una noche y nos quedamos con muchas ganas de más, agradecemos el buen trato y des de luego volveríamos a repetir!! Muy recomendable!

Un buen lugar para desconectar ya la vez conectar con la naturaleza, un hotel agradable, calentito en invierno cuando fuera hace un frío que pela, un lugar donde te tratan con cariño y un restaurante donde cocinan por ti con más cariño todavía. En definitiva un lugar encantador para volver mil veces, hasta pronto.

We did like everything about it, location wise it is perfect as it is quite isolated and in the middle of the forest where there is barely any noise, our room had a fantastic balcony with great views, in addition, the staff at the hotel were very kind, polite and caring at all times.

Hotel idilic per una escapada perfecte. Sopar i esmorzar perfectes i boníssims. Jo sóc vegetariana i la meva dona està embarassada i ens van oferir totes les opcions possibles. El personal és encantador i fa que et sentis molt i molt a gust. L’habitació és molt bonica i la banyera una maravella. Se’ns dubte tornarem a gaudir d’aquest hotel maravellós. Moltes gràcies!

This hotel is small, quaint and a peaceful escape to the country. The rooms are extremely comfortable and clean with expansive views to the mountains and fresh air abounds. The food is local and original, made in shoppe by the owner’s mother. Very delicious and unique.

The staff was extremely helpful in advice for our daily plans.

El tracta de tot el personal és professional i proper a l’hora, cosa que resulta extremadament complicada. Les instal·lacions són confortables i acollidores, amb llits còmodes, habitacions àmplies i vistes espectaculars. Tot un detall que tinguin ampolles d’aigua a disposició dels clients. És molt poc habitual per no dir gairebé inexistent.